lunes, 28 de mayo de 2012

The portrait, archaeological art





Ceramic portraits in pre-Columbian America and their moulds (like negative film) reflect the agricultural revolution from millennia before Christ, as in the 19th century’s industrial revolution in Europe, when the bon bourgeois managed to reproduce his image in a mechanical way (the photography), with the ability “to seem to himself”, in a way that had only been possible for the Kings and members of nobility with the painters’ canvases.  




In pre-Columbian America women and men had portrayed themselves and their animals, with clay they made portraits, decorated figures of animals and people, as well as whistles and vessels, necklace beads and wheel’s spindles to spin cotton. They also made stone cylinders and stamps for printing their clothes and to paint their bodies; they sculptured the diseases they suffered and their surgical interventions (such as trepanation), including the way that they lulled their babies to sleep.  It is what Pablo Neruda, Chilean literature’s Nobel prize winner, wanted to say when he wrote his CANTO GENERAL (1968):  

…The man soil was, vessel, eyelid’s
Tremulous mud, form of the clay…



...............................

Visit preColombia zibbet gallery to store the JPG file at your cloud for research or to print it yourself and frame for your atelier or gift to friends. 
Enter to preColombia Gallery


This Summer/winter gives Art+Technology+Hidden memories = Art-eBook...

To download a free sample of  The voices of Silence /  Las voces del silencio  to your eReader: iPad, Kindle Kobo or Smartphone 

enter to Samshwords or Read it OnLine 

         




martes, 22 de mayo de 2012

Patrimonio e Identidad Cultural




Karen Olsen,  arqueóloga de la Universidad de Cambridge,  hace notar en su libro Ancient South America (1994) que probablemente sea ésta la zona geográfica menos conocida de este sobre explorado y sobre publicitado mundo. Comenta que para los escolares y los televidentes del mundo desarrollado, Africa ha llegado a ser tan familiar como el patio de su casa y aún las más remotas partes de Asia, pero Sur América sólo es mencionada por los desastres naturales o los gobiernos oscuros. Para ella es un enigma que mientras el resto del mundo tiene considerables lazos económicos -lícitos e ilícitos- con varios países suramericanos, sus gentes nos mantienen aparte de sus conciencias y son ampliamente ignorantes sobre nuestra cultura, geografía, recursos y especialmente sobre nuestro pasado.

Tiene razón la profesora Olsen en cuanto a la ignorancia sobre nuestro pasado, no solo por los extranjeros, por nosotros mismos. Ella argumenta que en Sur América, por más que parte de la academia en el exterior (y nosotros mismos) no lo considere así, sí hubo “civilizaciones” tempranas en el sentido de sociedades complejas, organizaciones sociales y políticas muy elaboradas, aunque diferentes a las de Europa y Asia, con religiones institucionalizadas, estilos artísticos internacionales y tecnologías desarrolladas.


Un ejemplo es que la fundición de los metales para producir la tumbaga -aleación de oro y cobre- necesitó procesos tecnológicos complejos, así como el que trabajaran también el platino uniéndolo al oro, aleación extremadamente compleja y delicada por las altas temperaturas necesarias para fundir el primero, “Prueba de lo anterior es que los metalarios europeos sólo empezaron a fundir platino hacia el siglo xviii” (Echeverry y Plazas, Secretos de ElDorado:1989)

En el mismo sentido hay distorsiones de perspectiva que la psicóloga y ceramista Sara Urazán menciona en su monografía Cerámica: Imagen y Conocimiento (1999): en América precolombina no se usó la rueda, mas no por desconocer el principio, funciones y posibilidades del círculo, sino porque en suelos cenagosos, montañosos y en selvas tropicales, no resultan prácticos los carros de tiro. Tampoco se usó la rueda -es decir, el torno- para la elaboración de cerámica; aunque su conocimiento de la rueda y de las propiedades del círculo aparece reflejado en juguetes de arcilla y en diseños gráficos, su utilización no fue mecánica, lo que permitió al alfarero una libertad casi infinita, sin dejar de experimentar y crear con la forma circular.


Parecería extraño relacionar identidad cultural con arqueología, pero son dependientes. La Ley de Cultura lo reconoce cuando señala que los remanentes arqueológicos (la cerámica por ejemplo) son patrimonio cultural “y deben divulgarse, para servir de testimonio de la identidad cultural nacional, tanto en el presente como en el futuro.” y hablamos de identidad cultural latinoamericana, porque entonces no existían las actuales fronteras administrativas y geopolíticas, la cerámica cumplía su función simbólica, utilitaria y ritual en toda la América precolombina.  

La apropiación social a que se invita con este patrimonio no supone mirar al pasado como memoria de fechas y procesos, sino como vivencia estética en ambientes lúdico-pedagógicos y tecnológicos innovativos, contextualizados con este tiempo y esta geografía tropical en riesgo, porque parafraseando a Jorge Luis Borges, pasado, presente y futuro son uno solo: al presente de nuestro pasado lo llamamos memoria, memoria que ilumina el porvenir, porvenir que estará hecho de nuestra esperanza o nuestro miedo.
......................

Visit preColombia zibbet gallery to store the JPG file at your cloud for research or to print it yourself and frame for your atelier or gift to friends. 

Enter to preColombia Gallery



This Summer/winter gives Art+Technology+Hidden memories = Art-eBook...

To download a free sample of  The voices of Silence /  Las voces del silencio  to your eReader: iPad, Kindle Kobo or Smartphone 

enter to Samshwords or Read it OnLine 


         


lunes, 21 de mayo de 2012

El cerebro, el ojo y la mano



La cerámica arqueológica, por contraste con el brillo del oro precolombino, es común verla como un utensilio rústico. Se le aprecia también como algo más artesanal que estético, quizá por considerar, desde la era industrial, el trabajo manual como “irreflexivo” frente al trabajo “intelectual”, por relacionarse con tareas rutinarias y repetitivas.

Así vista se habría originado más en la rutina de la mano que en el entendimiento analítico o en la impresión estética, y sus formas simbólicas y rituales se entienden como simple imaginería fantástica.  Pero haber producido esta cerámica a mano y sin ayuda del torno -instrumento mecánico - dice mucho de quienes la elaboraron. Jean Brun en El espíritu y la mano (1975) recuerda a Aristóteles en su Historia de los animales (siglo iv a. de C.):

El ser más inteligente es aquel capaz de emplear bien el mayor número de utensilios: ahora bien, la mano parece ser no un utensilio, sino varios, pues por decirlo así, es un utensilio que sustituye a los demás. Ha sido por tanto, al ser capaz de adquirir el mayor número de técnicas aquel al que la naturaleza ha dado el utensilio más útil con mucho: la mano.



Continúa Jean Brun en El Espíritu y la mano citando a Galeno (siglo II d.de C.) quien en su obra De la utilidad de las partes del cuerpo humano, insiste sobre la posición de las articulaciones de los dedos y de la muñeca, que permiten a la mano asir y crear diferentes formas y volúmenes,  grandes o pequeños: los objetos esféricos,  los cuerpos planos y los que son cóncavos,

porque la mano tiene el privilegio de poder adaptarse a todas las formas, ya que todas las formas resultan de la reunión de tres especies de líneas, convexa, cóncava o recta

      

              

Luego Brun hace notar que la forma es la única cosa accesible a dos sentidos diferentes: el sonido no existe más que para el oído, el olor para el olfato, el sabor para el gusto, pero la forma es a la vez para el ojo que la ve y la mano que la toca. Entonces deduce:

que la forma pueda ser algo a la vez para el ojo y para la mano, es una situación a la vez trivial y profunda; porque ese “algo” de que se trata es totalmente diferente en cada uno de los casos: el ojo comprende la forma,  la mano la conoce

En la cerámica precolombina observamos imaginación para asimilar la naturaleza, la vida cotidiana, sus mitos y sus ritos, con experimentación plástica. Establecían con su obra una comunicación sentiente y racional al mismo tiempo  parafraseando a Adela Cortina. Por eso en pedagogía pre-escolar, técnicas plásticas como colorear, puntear, recortar, modelar, no son simples “manualidades”, se fundamentan en que lo hecho con las manos, parte del cerebro y culmina en él, como anota Sara Urazán en su monografía Cerámica: Imagen y Conocimiento (1999).

....................................

Visit preColombia zibbet gallery to store the JPG file at your cloud for research or to print it yourself and frame for your atelier or gift to friends. 
Enter to preColombia Gallery


This Summer/winter gives Art+Technology+Hidden memories = Art-eBook...

To download a free sample of  The voices of Silence /  Las voces del silencio  to your eReader: iPad, Kindle Kobo or Smartphone 

enter to Samshwords or Read it OnLine 

         


jueves, 17 de mayo de 2012

Cerámica e Internet


Estamos ahora atravesando todos la frontera de cinco siglos de dominio de la imprenta, reemplazada gradualmente por la magia de los recursos electrónicos. Con ansiedad vivimos en otra época de transformación del lenguaje a causa del cambio en la tecnología. Es penoso, pero fructíero, escribió Marshall McLuhan en su Génesis del Homo Typographicus (1962). Así vivió Europa su siglo xvi, su Renacimiento fue el ocaso de dos mil años del manuscrito para entrar en la era de la repetitividad y la cuantificación de la imprenta.
Pero aclaremos, sólo una fracción de la historia del lenguaje ha sido alfabética y solo una parte de la historia de la escritura alfabética ha sido tipográfica. Desde el siglo vi a. de C. hasta el siglo xvi d. de C. el libro fue producto de los escribas o copistas, pero antes fueron los tiempos en que dibujos y escultura hacían el papel de la escritura.

Nuestra era electrónica audiovisual tiene similitud con la sociedad que hoy llamamos "pre-histórica" cuando el shaman, en su ritual antes de la cacería, con un repertorio de palabras mágicas, dibujos y pinturas en la pared de la cueva, sumergía al clan en la fascinación de las imágenes visuales. De este modo las fotografías que vienen nos transportan a una época sin escritura alfabética pero con conocimiento acumulado.
La propuesta es mirar en Internet como en el Aleph de Borges, hacia la América precolombina cuando no existían los actuales nacionalismos y fronteras geopolíticas, cuando mujeres y hombres recreaban diariamente la función utilitaria, simbólica y ritual de la arcilla, para apreciar a través de las voces del silencio –nombre tradicional de la escultura- el conocimiento, inteligencia y sentimientos escondidos detrás de la técnica y el arte de la cerámica arqueológica.

........................

Visit preColombia zibbet gallery to store the JPG file at your cloud for research or to print it yourself and frame for your atelier or gift to friends.

Enter to preColombia Gallery

This Summer/winter gives Art+Technology+Hidden memories = Art-eBook...

To download a free sample of  The voices of Silence /  Las voces del silencio  to your eReader: iPad, Kindle Kobo or Smartphone 

enter to Samshwords or Read it OnLine 


         

Pottery and Internet


We are all crossing right now the frontier of five centuries of typographic domain replaced gradually by magical electronic devices. We live with anxiety into another age of language’s transformation because of the change in technology. It is painful,  but fruitful,  as Marshal McLuhan wrote explaining the nature of the Homo Typographicus (1962). This way Europe lived its xvi century. Its Renaissance was the sunset of 2,000 years of manuscripts to enter into the age of repetition and quantification of the printing press.
But let us clarify: only a fraction of language´s history has been alphabetical and solely a part of writing history has been typographical.  In Europe and in the Middle East from the first century B.C. to the 15th century A.D.  the book was a product of scribes or copyists but gone were the times when drawings and sculpture played the role of writing.


 This time again, our audiovisual-electronic age similarity has with pre- historic society when the shaman in the ritual before hunt,  after a repertoire of magic words, drawings on the wall of their caves and, symbolic artifacts in their sacred places, plunged the people into the fascination of visual images. This way the photographs that follow take us to look at an epoch without alphabetical writing but with amounted knowledge.
The proposal is to look into America when the current national and geopolitical borders did not exist, when women and men daily recreated the utilitarian, symbolic and ritual function of the clay, to appreciate through the voices of silence -the traditional name of sculpture- that there are knowledge, intelligence and feelings hidden behind the art and technology of archaeological pottery.

..........................................

Visit preColombia zibbet gallery to store the JPG file at your cloud for research or to print it yourself and frame for your atelier or gift to friends. 
Enter to preColombia Gallery


This Summer/winter gives Art+Technology+Hidden memories = Art-eBook...

To download a free sample of  The voices of Silence /  Las voces del silencio  to your eReader: iPad, Kindle Kobo or Smartphone 

enter to Samshwords or Read it OnLine 

         


miércoles, 16 de mayo de 2012

Lenguaje e Historia



Aprendemos que la escritura marca el límite entre historia y prehistoria entendiendo que, aquí, antes del siglo XV,  no hubo “civilización”,  por faltar el lenguaje alfabético.  Pero éste es solo una de las formas del lenguaje. En verdad, sólo una fracción de la historia de la escritura ha sido alfabética. El alfabeto Fenicio, base de la cultura occidental, viene del primer milenio a. de C. La escritura cuneiforme, sobre tablas de arcilla, existió en Mesopotamia (hoy Irak) unos milenios antes. Más atrás, cuando los jeroglíficos egipcios, fueron tiempos en que dibujos y escultura hacían el papel de la escritura, como desde hace cuatro milenios los ideogramas Chinos y Japonés. Y ahora la lecto-escritura alfabética se tropieza con formas no verbales de comunicación: la fotografía (1830), el cine (1890) y la televisión (1950). 
La matemática, la escultura, la televisión, son también lenguaje, decía Marshall McLuhan, aquella expresa “las voces del silencio” -nombre tradicional de la escultura-. La cerámica, una forma de escultura es, además de lenguaje iconográfico, indicador de sociedades sedentarias, no de nómadas cazadores-recolectores con guayuco y flecha como el imaginario popular supone. Porque su manufactura es evidencia de creación cultural con desarrollo tecnológico y uso extensivo de la agricultura. No olvidemos que la arcilla es un indicador importante como huella del pasado. En la Biblia el libro del Génesis describe cómo Dios creó al hombre del barro
“…cuando ya había hecho el cielo y la tierra, y aún no había plantas ni había brotado la hierba, porque no había hecho llover, ni había nadie que la trabajara, entonces formó al hombre de la tierra misma y con un soplo le dio vida”

              

La narración del Génesis demuestra la importancia de la arcilla en la memoria de la cultura. Porque la historia de la cerámica, es a la vez la historia de la humanidad y de su cultura, de la agricultura y la alimentación;  aún hoy los utensilios para servir alimentos –ya no los de cocinar o almacenar- continúan siendo de arcilla, las vajillas de porcelana.  

............................

Visit preColombia zibbet gallery to store the JPG file at your cloud for research or to print it yourself and frame for your atelier or gift to friends. 
Enter to preColombia Gallery


This Summer/winter gives Art+Technology+Hidden memories = Art-eBook...

To download a free sample of  The voices of Silence /  Las voces del silencio  to your eReader: iPad, Kindle Kobo or Smartphone 

enter to Samshwords or Read it OnLine 

         






lunes, 14 de mayo de 2012

El retrato, arte arqueológico

Un “retrato” es una pintura, grabado o fotografía que representa la figura de una persona o un animal, precisa el diccionario, también lo son una estatua, un busto o una figura en cerámica. La cerámica figurativa de la América precolombina es el retrato de sus pobladores, modelado por ellos mismos. Y también crearon "negativos" en piedra, como los moldes de enigmáticos personajes Tumaco con los que hicieron retratos en serie.  La cerámica arqueológica en la América tropical es muestra de tecnología y arte, tanto que Lewis Morgan, uno de los padres de la Antropología en su obra cumbre The Ancient Society (1877), sentenció: "Todas las tribus que nunca conocieron el arte de la cerámica serán clasificadas como salvajes".


La cerámica -fusión de tierra, agua, aire y fuego- se asocia con pueblos agrícolas porque un sitio fijo y el contacto con la tierra hacen fácil crear un objeto útil aunque difícilmente transportable. La cerámica es dura e impermeable, pero frágil, y su rotura constante la hace amiga del arqueólogo quien clasifica piezas y fragmentos en grupos y establece series cronológicas cuando la encuentra con elementos orgánicos que fecha con radio Carbono 14.  Así, en Colombia se ha encontrado la cerámica más antigua de América,  fechada  en  5997± 60 años antes del presente  (Raymond, Oyuela, Carmichael: 1994) fechas contemporáneas y quizá anteriores al poblamiento de los valles del Nilo en Egipto y de la antigua Mesopotamia. 

La cerámica es indicador de sociedades sedentarias con uso extensivo de la agricultura y desarrollos tecnológicos y culturales complejos. Sinembargo, por su elaboración manual -y no mecánica- suponemos equivocadamente que no hay en ella  esfuerzo intelectual ni cualidades estéticas, como si cerebro, ojo y mano funcionasen separados. Pero recordemos a Aristóteles quien controvirtiendo a Anaxágoras decía que "No es por que tiene manos por lo que el hombre es el  más inteligente de los seres, sino por ser el más inteligente de los seres es porque tiene manos”. En la América precolombina la cosecha pacientemente esperada, integraba con la cerámica una función mágica tras su uso diario en cocina, vajilla y almacenamiento de alimentos. 


Entonces mujeres y hombres se retrataban a sí mismos y a sus animales, en vasijas y silbatos, con cuentas de collar y volantes de huso, en rodillos y pintaderas para estampar el algodón, o pintar sus cuerpos. Igualmente esculpieron en cerámica las enfermedades que padecían, las intervenciones quirúrgicas que practicaban – como la trepanación - hasta la forma de arrullar a sus niños. Por eso escribió Pablo Neruda, Nobel de Literatura,  en su  Canto General (1968):  AMOR,  AMÉRICA  “ (…)  El Hombre tierra fue, vasija, párpado / del barro trémulo, forma de la arcilla...”


En este Blog a través de la fotografía -que es el lenguaje de la luz- e Internet, se expresarán “las voces del silencio” (nombre tradicional de la escultura) en los retratos y obras plásticas de quienes miles de años atrás recrearon día a día, la función utilitaria, ritual y simbólica de la arcilla.
...............................................
         

Para apreciar la colección visual del eBook "The Voices of Silence" entra a Samshwords o ábrelo con click aquí:  Read On Line


Conoce y comparte la cerámica preColombiana 

Visita la Galería con un Click aquí Pinterest